Por el Frente Unido de los comunistas, los antiimperialistas y los patriotas
Secretariado de la SKOJ

Tras la declaración unilateral de la independencia de Kosovo con ayuda del imperialismo occidental, bajo la dirección de los Estados Unidos, los ciudadanos de Serbia elegirán un nuevo parlamento el 11 de Mayo de 2008.

Grandes diferencias de opinión entre los partidos neoliberales condujeron al fin de su coalición. Las presentes elecciones vuelven a mostrar la amarga verdad dicha por Marx, cuando advirtió que los explotadores permiten a los explotados elegir cada varios años quién va a representarles en el parlamento.

Por el Frente Unido de los comunistas, los antiimperialistas y los patriotas

En este sentido, en Serbia aún está vigente una de las más reaccionarias legislaciones electorales, que hace imposible la participación en las elecciones a los representantes de la clase obrera. La Liga de la Juventud Comunista de Yugoslavia (SKOJ) llama a una respuesta de todas las fuerzas progresistas y de la izquierda y a la formación de un frente unido, capaz de resistir a la tiranía burguesa y su ley única. Este frente debe estar formado por los comunistas, los antiimperialistas y los patriotas y poder hacer frente al imperialismo y al capitalismo depredador. Sólo un frente unido podrá devolver la verdadera libertad a nuestra clase obrera y a nuestro pueblo.

¡La burguesía pertenece al pasado! ¡Adelante por el socialismo! ¡Por el socialismo hasta la victoria!

Secretariado de la SKOJ

Marzo 28, 2008

No al cambio de fronteras imperialista en los Balcanes

La SKOJ (Liga de la Juventud Comunista de Yugoslavia) rechaza el cambio de fronteras imperialista en vista de la unilateral e ilegal declaración de "independencia" de la meridional provincia serbia de Kosovo, bajo el patrocinio de los EEUU y la UE.

La proclamación de la independencia de Kosovo es unilateral, ilegal y contraria a la Constitución de la República de Serbia y a la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU.

En Kosovo, los imperialistas mantienen una política de ocupación que conducirá a la resistencia del pueblo. Las compañías extranjeras que dominan las mayores industrias, están bajo la dirección de aquellos que jugaron el principal papel en el desmantelamiento de Yugoslavia y la secesión de Kosovo (Madeleine Albright, ex secretaria de Estado de los EEUU, William Walker ex dirigente de OEBS en Kosovo, Bernard Kushner ex jefe de UNMIK.)

La política de nueve años de ocupación en Kosovo destruyó todas las conquistas obtenidas durante las últimas cinco décadas en que Kosovo tuvo el apoyo de toda la RFSY. Lo prueba el hecho de que el 73 % de la población trabajadora está desempleada, y de que la mitad de los desempleados es menor de 35 años. La electricidad generada es sólo un tercio de la de 1999. Las fábricas o bien no trabajan o lo hacen con sólo una parte de su capacidad. Otro gran problema en Kosovo es el crimen organizado, la corrupción y la amenaza contra los más elementales derechos humanos. Las principales industrias están en manos de los ocupantes de la OTAN.

La situación existente no favorece los intereses del pueblo, sino que representa sólo las aspiraciones expansionistas de la OTAN. El objetivo de la política implementada por diversas "comisiones de paz" es fortalecer aún más la situación existente de acuerdo con el principio de "divide y vencerás". Los órganos estatales de la Republica de Serbia tienen el deber de hacer todo lo posible por asegurar la unidad territorial del país y adoptar todas las medidas legales, diplomáticas, económicas y políticas contra los estados que apoyan la unilateral Declaración de independencia de Kosovo. A Serbia le asiste pleno derecho y responsabilidad de defender su soberanía e integridad. En contraste con ello, todos los pasos dados por los órganos del Estado serbio han sido sólo retórica vacía y la decisión de no reconocimiento por parte del Estado serbio debe concluir en su anulación. El reconocimiento de la ilegal secesión de Kosovo por UE y EEUU muestra los verdaderos objetivos de la agresión contra la República Federal de Yugoslavia en 1999. Sólo la creación de una alianza entre las clases obreras albanesa y serbia en Kosovo, y su resistencia a las políticas expansionistas de los EEUU y la UE, asegurarán una paz duradera.

¡Kosovo es parte integrante de Serbia y debe seguir siéndolo!

Secretariado de la SKOJ

Febrero 17, 2008

Pírrica victoria de la propuesta neoliberal

Con la ayuda de los medios gubernamentales y el apoyo del imperialismo occidental encabezado por EEUU, el candidato presidencial pro-imperialista, Boris Tadic, presidente del Partido Democrático (DS), obtuvo su pírrica victoria. La SKOJ (Liga de la Juventud Comunista de Yugoslavia) llama la atención sobre el hecho de que estas elecciones fueron conducidas de acuerdo con las reglas impuestas por los partidos burgueses. Es otro clásico ejemplo de discriminación. Más aún, estas elecciones han mostrado que, en ausencia de candidatos de izquierda, gran parte de los representantes del socialismo han votado por el candidato del Partido Radical (RS) Tomislav Nikolic. Hubo voces de protesta contra las políticas neoliberales del gobierno serbio, dominado por el P. Democrático del presidente Tadic. Tadic está plenamente en la línea del imperialismo occidental, el cual va contra los intereses de nuestro pueblo trabajador y nuestro país. Boris Tadic trabaja intensamente por el acceso de nuestro país a la UE y a la criminal alianza militar de la OTAN, autora de la agresión contra la República Federal de Yugoslavia en 1999. El acceso de Serbia a la UE y a la OTAN están en directa oposición a los intereses de nuestro pueblo. Los estados de la UE y los EEUU están llamando a la separación de Kosovo de Serbia. La OTAN ha ocupado ya esa parte de Serbia. La política proimperialista y neoliberal del Presidente Tadic añade grandes daños al estado y al pueblo. Ante todo es de interés para la clase obrera que Tadic permanezca lo más brevemente posible en el poder. La respuesta de la clase obrera serbia debe ser decisiva y rápida. Todos los elementos progresistas y patrióticos bajo la dirección de los comunistas deben formar un frente unido contra el imperialismo y el neoliberalismo. La SKOJ comprende la importancia de este paso y agita por la acción unitaria de todas las fuerzas progresistas y patrióticas. El primer paso en esta dirección es el comienzo de la unidad de las fuerzas progresistas y patrióticas en las elecciones locales. Honestos patriotas en nuestras latitudes son los comunistas encabezados por el NKPJ (Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia). Este es el primer paso en la lucha por la liberación de los trabajadores de la opresión capitalista.

Secretariado de la SKOJ

Febrero 3, 2008