De una crisis a otra: El impacto de la crisis alimentaria mundial sobre el trabajo decente
Riswanul Islam

Desde 2007, el aumento de los precios de los alimentos ha generado desajustes en los presupuestos, desequilibrios comerciales e inflación, y ha provocado pánico y tensiones sociales en algunos países. A pesar de las abundantes cosechas de arroz y trigo de 2008, que podían aliviar en parte las preocupaciones, en la actualidad las economías enfrentan una agudización de la crisis mundial. ¿La reducción del precio de los cereales es motivo de esperanza, o la crisis económica suscitará temores? La situación del precio de los alimentos fue discutida durante una reunión de la OIT en marzo en Ginebra. OIT EnLínea habló con Riswanul Islam, Consejero Especial sobre Crecimiento, Empleo y Reducción de la Pobreza, para hacer un balance del impacto de la crisis alimentaria mundial sobre el trabajo decente y la pobreza.

De una crisis a otra: El impacto de la crisis alimentaria mundial sobre el trabajo decente

¿Por qué el precio de los alimentos registró un aumento tan considerable?

Riswanul Islam: TA causa de una serie de factores. Paradójicamente, la reducción de la pobreza estimuló el aumento de los precios al incrementar la demanda de los cereales, en particular en las economías emergentes. El aumento de los precios de fertilizantes, agua, combustible, (debido al alto precio del petróleo) y electricidad, también tuvo una incidencia importante. Al mismo tiempo, algunos países comenzaron a producir más biocombustibles, aumentando la demanda de materias primas como trigo, soya, maíz y aceite de palma. La disminución de inversiones en agricultura en las zonas rurales durante las últimas dos décadas, tanto por parte tanto del sector público como del privado, junto a las escasas reservas de cereales pre existentes, fue otro factor importante. Así como también la escasez de agua, la limitada disponibilidad de tierras y el cambio climático. En fin, no debemos olvidar que las prácticas comerciales y el comportamiento de los inversionistas también influyen sobre el precio de los alimentos, aunque las opiniones sobre la importancia de la incidencia de este último factor están divididas.

¿Cuál es el impacto de la crisis alimentaria en los pobres?

Riswanul Islam: Todas las personas necesitan comer, pero los pobres pagan un costo más alto cuando suben los precios de los alimentos. Sus ingresos son bajos y una parte considerable de estos la gastan en alimentos, en mayor proporción que las personas con ingresos más altos. Los diversos grupos de pobres experimentarán el impacto del aumento del precio de los alimentos de manera diferente. Los pobres que viven en las ciudades son, sin excepción, sólo consumidores de alimentos y por lo tanto más vulnerables al aumento de los precios. En las zonas rurales, un gran número de pequeños agricultores y agricultores marginales viven bajo la línea de la pobreza y se dedican a actividades generadoras de ingresos orientadas a la subsistencia, bien sea dentro o fuera de las granjas. Despiertan especial preocupación los pobres sin tierra en las zonas rurales. En muchos países, en particular donde el progreso de la reducción de la pobreza es lento, el aumento de los precios de los alimentos pone en peligro o revierte los logros de reducción de la pobreza de los últimos años.

Los precios de los cereales aún son altos, pero están disminuyendo. ¿Es éste el principio del fin de la crisis alimentaria?

Riswanul Islam: Las buenas cosechas de trigo y arroz de 2008 produjeron esperanzas sobre la disminución de los precios de los alimentos. No obstante, es demasiado pronto para declarar el final de la crisis. Aunque los precios de los cereales en el mercado internacional disminuyeron de manera consistente en el último cuadrimestre de 2008, permanecen muy por encima de los niveles precedentes a la crisis (es decir, a mediados de 2007). Por otra parte, el avance de los ajustes, en especial en los países en desarrollo, ha sido demasiado lento. Además, necesitamos más tiempo para que se materialice la capacidad de respuesta del suministro y para abordar las causas estructurales de los aumentos de los precios de los alimentos antes mencionadas. Y a pesar de que el precio del petróleo y los fertilizantes disminuyó bruscamente en los últimos meses, los mercados internacionales permanecen muy volátiles y cualquier aumento en el precio de los insumos tendrá un impacto directo en los costos de producción. Además, la cuestión no es sólo el precio sino el acceso a los alimentos. Aún cuando los precios disminuyan y permanezcan bajos, el tema del acceso de los pobres a los alimentos debe ser abordado.

¿Cuáles son las relaciones entre la crisis financiera y económica, y la crisis alimentaria?

Riswanul Islam: La respuesta, otra vez, no es simple. Una de las causas inmediatas del brusco aumento de los precios de los alimentos en la primavera de 2008 fue la desviación de dinero especulativo hacia futuros de mercancías cuando los mercados financieros en los países desarrollados atravesaban una crisis. Cuando la crisis financiera se convirtió en una recesión mundial, las expectativas inflacionarias se revirtieron y las tasas de inflación comenzaron a descender en diversos países. Los precios del petróleo y de los fertilizantes también disminuyeron. Así que, mientras el desarrollo de los primeros tiempos de la crisis financiera contribuyó a la crisis alimentaria, a medida que la crisis financiera inducía una crisis económica, las condiciones se hicieron favorables para una disminución de los precios de los alimentos. Sin embargo, no debemos darnos por satisfechos.

En primer lugar, la reducción de los precios de los productos puede desincentivar a los productores y, por lo tanto, tener un efecto negativo sobre la producción en los períodos subsiguientes. Segundo, la difícil situación económica puede llevar a ulteriores disminuciones de inversiones en agricultora. De hecho, hay muy poco apoyo para la agricultora en las llamadas “medidas de estímulo” formuladas y adoptadas por diversos países. China es la excepción.

¿Cuáles son algunas de las respuestas políticas necesarias para enfrentar la crisis alimentaria?

Riswanul Islam: A corto plazo, la prioridad es proteger los medios de vida de los pobres y los trabajadores vulnerables y prevenir que el déficit de trabajo decente existente antes de la crisis se amplié. Una serie de acciones deberían ser tomadas tanto a nivel nacional como internacional. A nivel nacional y sub-nacional, las respuestas políticas deberían tener como objetivo establecer o extender programas de creación de empleo, ofrecer redes de seguridad para los pobres y los trabajadores vulnerables, apoyar un incremento de inversiones en la agricultora, ofrecer el acceso al financiamiento y al crédito, promover actividades agrícolas y el diálogo social. A nivel internacional, gobiernos, organizaciones internacionales y donantes deberían garantizar un flujo adecuado de cereales, ofrecer apoyo presupuestario y financiamiento compensatorio, incrementar el apoyo de los donantes, promover una reforma de las políticas comerciales y ofrecer apoyo para fortalecer los marcos para el empleo y la protección social. Estas son sólo algunas de las medidas que pueden y deben ser tomadas.

¿Cuáles fueron los resultados de esta reunión interagencial en la sede de la OIT?

Riswanul Islam: La reunión comunicó al Equipo de Tareas de Alto Nivel sobre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria de la ONU la importancia del trabajo decente en el desarrollo de la capacidad de recuperación, en particular, a través de la promoción del empleo y la protección social, y exploró oportunidades para incluir a los interlocutores sociales en las deliberaciones a nivel nacional sobre políticas sociales, económicas y de empleo necesarias para enfrentar estos temas. Empleadores y trabajadores –los actores de la economía real– obviamente desempeñarán un papel fundamental al abordar los temas sobre seguridad alimentaria a nivel mundial, nacional y local. La reunión fue una contribución importante para una respuesta integrada de la OIT a la actual crisis económica, así como para su monitoreo.

Fuente: http://www.ilo.org/global/About_the_ILO/Media_and_public_information/Feature_stories/lang--es/WCMS_104793/index.htm

Date de publication : 2009-04-14