Dicen Kosovo es el corazón de Serbia. Más de 100.000 personas en Belgrado contra la independencia de Kosovo
Tribuna Popular

Belgrado, 21 feb. Tribuna Popular TP/ — Más de 100.000 personas estaban congregadas este jueves en el centro de Belgrado para manifestarse contra la independencia de Kosovo, según una estimación de periodistas de la AFP.

Varios miles de personas más seguían acudiendo hacia la plaza situada frente al Parlamento serbio, donde estaba convocada la concentración a partir de las 17H00 locales (16H00 GMT).

Dicen Kosovo es el corazón de Serbia. Más de 100.000 personas en Belgrado contra la independencia de Kosovo

Los manifestantes, que ondeaban banderas serbias y gritaban "Kosovo es el corazón de Serbia", se reunieron frente a un gran escenario, desde donde está previsto que tomen la palabra varios oradores, entre ellos el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica.

Los manifestantes ondeaban también banderas de España y de Rumanía, dos miembros de la Unión Europea (UE) que no han reconocido al nuevo Estado kosovar. Otros enarbolaban banderas de Rusia, el gran aliado de Belgrado, que ha hecho causa común con Serbia en su rechazo a la independencia de Kosovo.

El gran ausente del acto será el presidente serbio Boris Tadic, de visita en Rumanía. Tadic, reelegido hace unas semanas, quien como todos los dirigentes serbios se opone a la independencia de Kosovo, es favorable a la adhesión a la UE. Se trata de una posición delicada, ahora que las autoridades serbias presentan a Estados Unidos y a la UE, integrada por 27 países, como los principales instigadores de la independencia kosovar. "Serbia no reconocerá nunca a Kosovo" puesto que "desea preservar su integridad territorial, pero tampoco renunciará a ser un futuro miembro de la Unión Europea", declaró Tadic este jueves en Bucarest.

El ultranacionalista Tomislav Nikolic, derrotado por Tadic en las elecciones presidenciales de febrero, y jefe del Partido Radical Serbio (SRS), la formación política con mayor representación en el Parlamento, también hará uso de la palabra. Los dirigentes de los serbios de Bosnia y de Montenegro fueron invitados.

El célebre director de cine Emir Kusturica, galardonado con dos Palmas de Oro en el Festival de Cannes, figura entre los oradores previstos, mientras que el ídolo del tenis serbio, el número 3 mundial Novak Djokovic, tiene intención de dirigirse a la muchedumbre por teléfono. Luego, los manifestantes, conducidos por Kostunica y Nikolic, se dirigirán a la imponente catedral blanca de Belgrado, Santo Sava, para participar en "una plegaria por Kosovo" con los dignatarios de la Iglesia ortodoxa serbia.

Las compañías nacionales de ferrocarriles y de autobuses transportaron gratuitamente desde varias ciudades del interior a quienes deseaban asistir a esta manifestación. Las escuelas estaban cerradas y algunas empresas públicas dieron el día festivo a sus empleados.

Kostunica indicó que la manifestación en Belgrado será la primera de varias más que serán organizadas en diversas ciudades del país. Previamente, un millar de serbobosnios manifestaron este jueves en Banja Luka, capital de la entidad serbia de Bosnia, para mostrar su rechazo a la independencia de Kosovo.

Los dirigentes serbios advirtieron contra todo acto de violencia durante la manifestación de este jueves. "Los únicos argumentos que nos dan el derecho de defender a nuestro Kosovo son la paz y acciones razonables", insistió Tadic.

Mientras la gente afluía al centro de Belgrado, un grupo de 300 ex reservistas del ejército serbio atacó durante unos veinte minutos a los agentes antidisturbios de la policía kosovar en el puesto fronterizo de Merdare, en el sur del país, entre Serbia y Kosovo. Los ex reservistas, que agitaban banderas serbias, lanzaron piedras a la policía kosovar e incendiaron neumáticos de camiones, que produjeron una espesa humareda negra sobre el puesto fronterizo.

La policía precisó que en el incidente no hubo heridos. "Es aquí donde defendemos a Kosovo y no en Belgrado", dijo a la AFP el jefe de los reservistas, Dejan Milosevic.

Fuente: Tribuna Popular - AFP